FRANCIA


Francia destila una personalidad que fascina desde que llegamos a París. La zona de Bretaña con sus castillos y fortalezas, la ruta de los vinos por Alsacia, y  desde Toulouse recorriendo las magníficas ciudades medievales cátaras, son experiencias conmovedoras.

Francia posee una personalidad que fascina, con ciudades tan emblemáticas como París, destino de gran popularidad por su belleza y gran diversidad de monumentos tanto artísticos como históricos.

La zona de Bretaña, famosa por los castillos y fortalezas, con unos paisajes llenos de vegetación; el encanto de Alsacia, donde se pueden catar sus delicados vinos blancos, o las ciudades medievales cátaras que se encuentran en Toulouse, también forman parte del patrimonio de Francia, sin olvidarnos de la prestigiosa gastronomía mundialmente reconocida.

Vivir una experiencia tan romántica e inolvidable y compartirla en familia o en pareja le hará disfrutar de unas magníficas vacaciones.